SALUD

REJUVENECIMIENTO

La espirulina contiene clorofila que tiene una composición similar a la hemoglobina, la molécula del cuerpo humano que transporta oxígeno. Los estudios muestran que esta similitud puede conducir a un aumento en la cantidad y calidad de Tus glóbulos rojos. Esto ayuda a limpiar y rejuvenecer tu cuerpo, aumentar la inmunidad, ayudar al proceso de curación y mejorar la digestión. La espirulina fresca también contiene Omega-6, un nutriente esencial que el cuerpo absorbe fácilmente y ayuda a liberar energía y mejorar la función cerebral.

 

ANTI-INFLAMACIÓN

La espirulina viva tiene poderosas propiedades antiinflamatorias que curan y alivian la inflamación. Es un remedio natural para el daño oxidativo y una fantástica fuente de antioxidantes. El daño oxidativo puede dañar tus células y puede generar inflamación crónica, lo que contribuye al dolor crónico y otras enfermedades. La espirulina fresca contiene la única fuente natural de ficocianina, que es un poderoso antioxidante que puede prevenir y retrasar el daño a las células causado por moléculas inestables que el cuerpo produce como reacción a presiones ambientales y de otro tipo.

 

CONTROL DE PESO

Se sabe que la espirulina ayuda a perder peso como fuente biodisponible de nutrientes y vitaminas que es baja en calorías. También contiene poderosos aminoácidos que ayudan a suprimir los antojos y ayudan con la regulación del azúcar en sangre.

 

INMUNIDAD CORPORAL

Se sabe que la espirulina sobretodo en su formato vivo fortalece y estimula la inmunidad, lo que ha ayudado a prevenir resfriados e infecciones. Ya que es la única fuente natural de ficocianina, estimula el sistema inmunológico de forma efectiva al combatir el daño oxidativo a las células que de otra manera pueden causar enfermedades. La actividad antiinflamatoria de la ficocianina ayuda a inhibir las acciones inflamatorias peligrosas en el cuerpo y ayuda a proteger contra las enfermedades y eliminar las toxinas del cuerpo de forma natural.

 

DIGESTIÓN

La espirulina fresca contiene clorofila que se sabe limpia el tracto y facilita el proceso digestivo. La clorofila actúa para desintoxicar el hígado al eliminar las toxinas perjudiciales. La espirulina fresca también contiene aminoácidos que proporcionan enzimas prebióticas vivas. Los prebióticos ayudan a que los probióticos crezcan y permanezcan en tu sistema digestivo. Estas enzimas vivas ayudan a facilitar una digestión saludable y también ayudan a combatir las infecciones intestinales ya que tiene células inmunes, que luchan contra los virus y así promueven la digestión.

 

CUIDADO DE LA PIEL

La espirulina contiene vitamina E, selenio y tirosina, todos conocidos por sus poderosos efectos anti-envejecimiento. Los antioxidantes presentes en la tirosina eliminan los radicales libres y ralentizan el envejecimiento de las células de la piel. La espirulina también es una maravillosa fuente de clorofila, que tiene propiedades limpiadoras y también ayuda a la piel a retener la humedad, que es una clave importante para mantener la apariencia de una piel más suave e hidratada.