MODO DE CONSUMO

 

La espirulina viva congelada de SPIRALX ofrece efectos acumulativos que te darán la energía y fortaleza que tu cuerpo y mente necesitan para rendir a su máximo potencial.

Para absorber los nutrientes disponibles de forma más rápida, consume 3 cubitos (equivalentes a 45 gramos) de SPIRALX todas las mañanas 15 minutos antes del desayuno. Diluye los cubitos en un vaso o botella de entre 350ml  y 1 litro de agua, jugo o si quieres también mézclalo con tu batido favorito.

Cada paquete de SPIRALX contiene 500 gramos de espirulina viva congelada, y considera dosis de 3 cubitos equivalentes a 45 gramos diarios para todo el mes, o para ser más precisos para 32 días. 

Asimismo si haces ejercicio físico cuatro veces por semana o más, te recomendamos incluir en tu plan de nutrición una dosis de recuperación post ejercicio de SPIRALX (3 cubitos equivalentes a 45 gramos) que intensifican el efecto antinflamatorio y regenerativo producto de la ficocianina presente en la espirulina viva. 

Muchos de nuestros clientes, de forma alternativa, deciden mesclar su espirulina viva congelada con sus batidos proteicos, raciones de carbohidratos pre ejercicio o smoothies de frutas, cereales y otros ingredientes. No te preocupes, las propiedades se mantendrán intactas mientras mantengas la cadena de frío.

Rompe la cadena de frío justo ante de consumir el producto y descongela solo los cubos de SPIRALX que vas a consumir inmediatamente, esto permite entregarte todas las propiedades bioactivas intactas y previene mantener nuestro producto sin no sabor ni olor.